En este momento estás viendo Altas Capacidades y Superdotación: ¿Cómo reconocerlos?

Altas Capacidades y Superdotación: ¿Cómo reconocerlos?

Hoy en día se considera el coeficiente intelectual una condición necesaria, pero no suficiente para diagnosticar a una persona de altas capacidades o superdotación. Para hablar de altas capacidades es necesario estudiar otros factores como la motivación o la creatividad. La ciencia los define como: «Personas que muestran una gran capacidad de aprendizaje y curiosidad. Se interesan por aprender y entender, preguntan, tienen la capacidad para resolver problemas y son capaces de hacer deducciones y de cuestionarse.»

La inteligencia no es una capacidad fija e inamovible, sino que nacemos con un potencial determinado genéticamente que luego se verá potenciado o disminuido en función del ambiente social y familiar. La superdotación y las altas capacidades son constructos que varían de unas personas a otras. Y pueden tener implicaciones en la persona que no son tan beneficiosas como pensamos.

Origen de la superdotación

Se han investigado numerosos factores e hipótesis relacionadas con el origen de la superdotación. A nivel cerebral son personas que tienen unas conexiones neuronales muy rápidas. Eso determina que procesan la información de forma más rápida. Los factores genéticos también son determinantes, puesto que muchos de ellos vienen de padres con altas capacidades. Aunque en ocasiones los padres lo desconocen. Pero los factores ambientales también influyen muchísimo. Y determinan que un niño continúe desarrollando su inteligencia o por el contrario fracase.

La inteligencia se ha medido con la campana de Gauss. La mayor parte de las personas nos encontramos en el centro de la campana representa el 70% de la población. Con un CI entre 85 y 115. En el extremo izquierdo de la campana nos encontramos CI de menos de 85. Entre un 70 y un 85 de Coeficiente intelectual tenemos al 14% de la población. Solo el 2% de la población se encuentra por debajo de 70. Del extremo derecho tenemos a los niños con altas capacidades. Niños con un CI entre 115 y 130 hay un 14% en la población. Y solo el 2% son los que tienen una inteligencia superior al 130.

Casos de altas capacidades y superdotación en España

  • Para referirnos a Altas Capacidades Intelectuales nos basamos en un cociente intelectual superior a 120. Representaría aproximadamente el 10% de la población mundial.
  • Cuando hablamos de superdotación estamos hablando de un cociente intelectual igual o superior a 130. Lo que supone el 2% de la población mundial.
  • Según las estadísticas del Ministerio de Educación y Formación Profesional (2017/2018) solo tenemos identificados 34.113 alumnos de altas capacidades. Lo que representa un porcentaje de apenas el 0,42 % de todos los estudiantes en total.
  • El Informe PISA nos dice que en España solo hay un 7% de alumnos en los niveles de excelencia en Matemáticas, 3 puntos menos que el promedio UE.
  • En España aproximadamente el 90% de los alumnos superdotados están sin identificar.
  • No existe un criterio unificado a nivel nacional para la identificación y educación específica. Por lo que un niño podría ser superdotado en una comunidad autónoma y no serlo en otra.
  • Cerca de la mitad de niños superdotados abandona la escuela con fracaso escolar.
  • La prevalencia de las altas capacidades en niños en edad escolar se estima en torno al 3-5%. En un colegio con más de 2.000 alumnos, debería haber entre 60 y 100 niños con este diagnóstico (entre 3 y 5 niños por curso de 100 alumnos).

Altas capacidades y superdotación

Un niño con Altas Capacidades es aquel que reúne tres condiciones: alta inteligencia, alta creatividad y alto compromiso con la tarea. Las personas con altas capacidades obtienen una puntuación de coeficiente intelectual próximo o superior a 120. En general se habla de Altas Capacidades cuando un alumno destaca de forma sobresaliente en una determinada área (talento). Pero si destaca en múltiples áreas se habla más de superdotación. No todas las personas con altas capacidades son superdotados.

La superdotación, es un término creado socialmente e implica una gran inteligencia en múltiples ámbitos y facetas. Y está compuesta por los siguientes factores: Inteligencia general superior, aptitudes específicas excepcionales, características sociales, emocionales y comportamentales. Y un ambiente estimulante e influyente. Una persona Superdotada, no es sólo una persona que tiene una inteligencia por encima de la media. En realidad, la superdotación es un subgrupo de las altas capacidades. Todos los superdotados tienen altas capacidades, pero no al revés.

La superdotación es más que una alta habilidad in­telectual. El CI no es una medida suficiente para identificarla, porque sólo hace referencia a alguna aptitud dentro de ésta. ¡Pero cuidado! No se puede caer en la trampa de identificar como superdotado a una persona por obtener un CI=130, y decir que no es superdotada una persona con un CI=129. La inteligencia es necesaria pero no suficiente para la expre­sión de la superdotación y el talento.

Características de la superdotación

Este colectivo es muy diverso, aunque sí se dan determinadas características en estos niños que permiten identificarlos. Algunas de las características que podemos encontrar en estos niños son:

  • Desarrollo avanzado. Desde bebés suelen ser demandantes y sobreestimularse con facilidad. Y a nivel psicomotriz también son muy hábiles. Levantan y fijan la mirada antes del mes de vida. Y empiezan a decir palabras con sentido hacia los cinco o seis meses.
  • Interés por el aprendizaje. Les encanta aprender cosas nuevas. Tienen una gran inquietud y una gran memoria. El aprendizaje se asume con gran facilidad. Y suelen tener intereses dirigidos a un área de conocimiento específico. Ej. Naturaleza, Universo, Ciencias etc.
  • Profundizar en los conocimientos. No es solo el interés por descubrir temas interesantes para ellos. Sino que además, tratan de buscar explicaciones lógicas sobre lo que les pasa. Como si fueran pequeños científicos o filósofos.
  • Alto nivel de actividad. Suelen ser muy inquietos y a veces hiperactivos. Déficit de atención con hiperactividad en niños. Además tienen en el sueño reducido.
  • Precaución y temores. Suelen estudiar el entorno y observar antes de actuar. Temen el fracaso y procuran conseguir el máximo rendimiento.
  • Sensibilidad. Suelen tener algún tipo de hipersensibilidad sensorial, es decir, alguno de los sentidos o todos muy desarrollados. Muestran mucha empatía y un sentido de justicia social. También pueden ser muy críticos con ellos mismos y sentirse inseguros.
  • Desarrollo desigual. El desarrollo de los niños con superdotación no es igual en todas las áreas vitales. Por ello a pesar de sus altas capacidades intelectuales, no disponen de la suficiente madurez emocional. Y enfrentarse a dilemas lógicos como los que se planean puede causarles malestar. Pueden tener lloros, rabietas, más propios de niños más pequeños.
  • Capacidad precoz para diferenciar entre realidad y fantasía. En cuentos o historias se cuestionan lo real de lo que no lo es.
  • Habilidades Sociales. Este es un punto clave en el desarrollo de los niños superdotados. Desde pequeños pueden sentirse diferentes a los demás. Es importante trabajar para la cohesión del niño y la integración.
  • Individualidad. Son niños que trabajan muy bien solos. Por lo que se debe respetar su individualidad y autonomía. Y no organizarles la vida.
  • Perfeccionismo. Es uno de los rasgos más difíciles de sobrellevar. Puede estar horas tratando de terminar una tarea. Y si no lo consiguen se frustran y abandonan la tarea.

Distintas áreas de inteligencia

Los niños superdotados destacan en muchas áreas. Pero deben buscar un talento en base a sus gustos e inquietudes. No son un ordenador que todo lo sabe. Podemos hablar entonces de otras áreas que abarcan la inteligencia.

Existen personas talentosas, cuando destacan en una disciplina. Ej. Música o Matemáticas. También se habla de los genios. Son personas que realizan una obra genial para el beneficio de la humanidad.

No todos los genios son superdotados. Pero casi todos los superdotados son genios.

Todos podemos tener un talento en algo. Solo se trata de pericia. Aunque necesitaremos unas diez mil horas de entrenamiento para conseguirlo.

Inteligencias múltiples

La teoría de las inteligencias múltiples fue desarrollada por Howard Gardner. La base de esta teoría es la idea de que el coeficiente intelectual no mide esencialmente la inteligencia. Sino que existen otras capacidades que reflejan las aptitudes sin necesidad de las pruebas de inteligencia. Son ocho las formas en las que la inteligencia puede manifestarse.

  • Linguistico-verbal. Es la capacidad de usar las palabras de manera efectiva. De manera oral o escrita. Un alto nivel de esta inteligencia se ve en escritores, poetas, periodistas y oradores, entre otros.
  • Logico-matematica. Esta habilidad destaca el uso de los números de manera efectiva. Y saber razonar adecuadamente. Esta inteligencia se puede ver en científicos, matemáticos, contadores, ingenieros etc.
  • Musical. Con la inteligencia musical la persona es capaz de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales. Está presente en compositores, directores de orquesta, críticos musicales, músicos, luthiers y oyentes sensibles.
  • Espacial. Es la capacidad de pensar en tres dimensiones. Permite percibir imágenes externas e internas, recrearlas, transformarlas o modificarlas, recorrer el espacio o hacer que los objetos lo recorran y producir o decodificar información gráfica. Presente en pilotos, marinos, escultores, pintores y arquitectos, entre otros.
  • Cientifico-corporal. Se emplea para usar todo el cuerpo en la expresión de ideas y sentimientos. Tienen facilidad en el uso de las manos para transformar elementos. Habilidades de coordinación, destreza, equilibrio, flexibilidad, fuerza y velocidad, entre muchas otras cualidades. Se manifiesta en atletas, bailarines, cirujanos y artesanos.
  • Interpersonal. La inteligencia interpersonal es la capacidad de entender a los demás e interactuar eficazmente con ellos. Incluye la sensibilidad a expresiones faciales, la voz, los gestos y posturas y la habilidad para responder. Presente en actores, políticos, buenos vendedores y docentes exitosos, entre otros.
  • Intrapersonal. Se aprecia en la capacidad de construir una percepción precisa respecto de sí mismo y de organizar y dirigir su propia vida. Se puede encontrar en teólogos, filósofos y psicólogos.
  • Naturalistica. Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente. Tanto del ambiente urbano como suburbano o rural. Incluye las habilidades de observación, experimentación, reflexión y cuestionamiento de nuestro entorno. La poseen agricultores, botánicos, cazadores, ecologistas y paisajistas.

Deberíamos pasar menos tiempo clasificando a los niños y más tiempo ayudándolos a identificar sus competencias y dones naturales y cultivarlos. Hay cientos y cientos de formas de tener éxito y muchas, muchas habilidades diferentes que te ayudarán a llegar allí.

Howard Gardner

Contexto familiar superdotado

Para estos niños es necesario un contexto familiar de cohesión. Un entorno de bajo conflicto y organizado que favorezca el desarrollo de la inteligencia y curiosidades del menor. Cuidar aspectos tan fundamentales como el autoestima, favorecerá el alto rendimiento académico. Algunas de las características familiares son:

  • Demostrar apoyo al niño.
  • Aprender a resolver conflictos y reducir la tensión.
  • buena comunicación, que permita a los miembros de la familia intercambiar información y demostrar interés.
  • Implicación parental en la educación.
  • Establecimiento de altas expectativas de logro.
  • Promoción de la independencia y la autonomía personal del niño/a.

Los padres deben estar atentos a la educación de sus hijos en el centro escolar, solicitando la aceleración de curso o pidiendo las adaptaciones curriculares necesarias. También deben ofrecer a sus hijos otras oportunidades de aprendizaje de acuerdo con sus intereses personales.

Además las familias deben comprender las altas capacidades de su hijo y hacérselo saber. Empezar por explicarle a su hijo lo que le ocurre, y tratarlo con normalidad. No exigirle, sino apoyarle para que siga manteniendo su curiosidad y afán por aprender. Comentar el tema con los demás padres y profesores, permitirá que más niños sean identificados. Y disponer de más recursos para su atención.

Educar a niños superdotados

A partir de un cociente intelectual de 120 suelen aparecer necesidades educativas especiales. Se debe atender a las peculiaridades de estos niños/as. Y favorecer esta ventaja para que no se convierta en algo negativo.

Estos niños necesitan educación emocional extra para sentirse apoyados por los adultos: una comunicación honesta, la oportunidad para seguir sus intereses, y sentirse aceptados por su entorno.

El rechazo que puede producirse en la escuela por sus compañeros favorece el riesgo de exclusión social. Esta situación puede ir más lejos y llegar a las amenazas y agresiones físicas y psicológicas. Este mismo rechazo puede derivar muy fácilmente en baja autoestima, ansiedad, fobia social, fobia al centro escolar y depresión.

Los alumnos con altas capacidades requieren retos y propuestas que les permitan poner a prueba sus habilidades. Tener a un niño superdotado en un aula que no le supone retos que cumplir, genera desmotivación. Y puede dejar de participar en las actividades del aula.

Un niño con altas capacidades recibe la educación que necesita y dispone de un entorno adecuado no tiene porqué desarrollar ningún problema psicológico. Y puede ser una persona muy feliz con éxito tanto en el mundo laboral como en su vida personal.

Podemos ignorar nuestras diferencias y suponer que todas nuestras mentes son iguales. O podemos aprovechar esas diferencias.

Howard Gardner

Deja una respuesta