En este momento estás viendo La voz interior. Hablar con nosotros mismos.

La voz interior. Hablar con nosotros mismos.

La voz interior es la conversación que tenemos con nosotros mismos, una experiencia personal que se produce en la mente de cada persona. A esa voz interna la hemos llamado: la voz de nuestra cabeza, habla autodirigida/interna/privada, pensamiento verbal/silencioso, autodiálogo o monologo interno. Y es que, en muchas ocasiones necesitamos debatir en nuestro foro interno y discutir con nosotros mismos diversas cuestiones.

La voz interna nos ayuda a prepararnos para una situación que requiere de una organización previa: un examen, zanjar un tema con una persona etc. Pero también nos ayuda a interiorizar conceptos, aprendizajes etc. Para muchas personas, hablar con uno mismo es más fácil que hacerlo con los demás.

En el pasado hablar con uno mismo ha podido estar asociado a enfermedad, pero nada más lejos de la realidad. Si entrenamos este diálogo con nosotros mismos, permitiremos que nuestra voz interna ayude a guiar nuestras acciones y estaremos más cerca de pensar con claridad.

Te invito a seguir leyendo para saber más.

Y tú ¿Tienes voz interna?

Todas las personas hablamos con nosotros mismos. Los estudios indican que para el 72% de las personas el habla interna les es útil para resolver problemas, aclarar ideas u organizar las tareas que necesitan hacer durante el día. Utilizamos nuestra voz interna todos los días, a veces sin darnos ni cuenta.

Aunque parezca algo muy obvio, hace poco se ha descubierto que hay personas que no serían capaces de entablar una conversación con ellas mismas.

Durante mucho tiempo, se ha asumido que el habla interna era algo natural e intrínseco al ser humano. Pero la realidad es que no todas las personas procesan la vida en palabras.

En lugar de utilizar palabras, hay personas que utilizan imágenes o sensaciones para el diálogo interno. Esto es así porque el acceso a nuestra mente no es igual para todos. Ej. Hay personas que procesan la información en forma de imágenes y otras en forma de ideas o esquemas. El acceso a nuestra mente no es igual para todos. Como tampoco lo es la representación que una persona y otra hacen de la misma situación. Es por esta razón que se cree que no todas las personas tienen conversaciones con sigo mismas. Y tu, ¿hablas contigo mism@?

¿Cómo es nuestra voz interna?

A través de nuestras conversaciones internas, las personas aprendemos a interpretar nuestro mundo interior: sentimientos, percepciones, nos damos instrucciones y refuerzos. Pero ¿Cómo suena esa voz en nuestra cabeza? Podemos diferenciar dos tipos de diálogos internos:

  • Positivo. Comentarios positivos sobre uno mismo.
  • Negativo. Serían las críticas o comentarios negativos que nos hacemos.

La voz interior puede tener tonos concretos: por ejemplo, puede «sonar» enfadada o preocupada.

Hélène Lœvenbruck. El confidencial (03/07/2021).

Además, podemos diferenciar tres dimensiones que nos dicen cómo es nuestra voz interna:

  • Monólogo-Diálogo. Hablar con uno mismo puede parecer un monólogo, pero también puede ser un diálogo en el que hablamos como si lo haríamos con otra persona y podemos discutir varios razonamientos o puntos de vista. 
  • Condensación. Nuestro discurso puede ir de lo más sencillo a lo más complejo. El habla interna es condensada cuando pensamos utilizando frases cortas y palabras sueltas en lugar de oraciones completas Pero podemos mantener autodiálogos con todo lujo de detalles.
  • Intencionalidad. Esta es la voz de la conciencia o del subconsciente. Hay momentos en los que la mente nos hace dialogar sobre temas muy diversos como si nuestra mente fuera otra persona.

Características de la voz interna

La voz interna es la experiencia de hablarse a sí mismo en silencio: es un lenguaje sin sonido. El lenguaje interno iría antes del externo, pero no sólo esto sino que el habla interna es contraria al lenguaje externo. El lenguaje externo y el interno tienen características distintivas:

  • Externo. Es el resultado de la transformación del pensamiento en la palabra, haciendo el pensamiento materializable y objetivable.
  • Interno. Es el proceso contrario, que va de fuera adentro. No es la interiorización del lenguaje externo, va más allá.

Estas son las características que Vygotsky hizo del habla interna: la tendencia a la predicación y a la abreviación.

  • Predicación. En el habla interna solo expresamos predicados y omitimos el sujeto de la oración, ya que el receptor somos nosotros mismos.
  • Abreviación. Se refiere a la capacidad que tiene nuestra voz interior para expresar grandes ideas condensadas en pequeños conceptos.
  • Representacional. Porque refleja diferentes aspectos o conceptos de la vida de las personas.
  • Autoapelativa. Somos nosotros hablando con nosotros, por eso somos emisores y receptores al mismo tiempo.
  • Expresiva. Es capaz de expresar aspectos íntimos y profundos de nuestras vidas.
  • Funcional. Es el aspecto más importante, pues nos permite autorregularnos y controlar nuestras acciones.

El lenguaje interior está más cargado de sentido.

Vygotsky (1934).

En el habla interna, la palabra está cargada de sentido. Es una experiencia total que remueve al sujeto en un proceso que involucra todos los sentidos: hace emerger elementos de la conciencia con un significado individual y totalmente personal.

Tipos de diálogos internos

Según Oleś, Brinthaupt, Dier, & Polak (2020), existen estos tipos de diálogos internos o formas en las que solemos comunicarnos con nosotros mismos:

  • Identidad propia. Nuestro diálogo interno a veces nos ayuda a reflexionar sobre nosotros mismos. En ocasiones las críticas derivadas de esta reflexión pueden ser muy duras, en especial si nos llevan a la aceptación de algo que no nos gusta. Ayuda al Autoconocimiento personal: ¿Quién soy? y en la compresión más profunda de la persona con el fin de dar sentido a la vida: ¿Quién soy yo?, ¿Qué es importante para mí?, ¿Cuál es el sentido de mi vida?
  • Motivacional. Lo utilizamos para mantener nuestro bienestar psicológico. Durante estos diálogos internos nos damos instrucciones y refuerzos. Son afirmaciones del tipo: Lo harás bien, has estudiado lo suficiente como para aprobar este examen, confía en ti, no hagas eso.
  • Compulsivo. Son las discusiones internas que nos planteamos para solucionar problemas. Es frecuente que estos diálogos vayan acompañados de una crítica poco constructiva y negativa hacia nosotros mismos. En estas ocasiones los individuos suelen estar divididos entre diferentes pensamientos: nunca hago nada bien, todo me sale mal.
  • Disociativo. Implican el tipo de actividad interna que nos divide en dos posiciones conflictivas. Estos diálogos están conectados con luchas y argumentos internos: ¿Sería mejor esto o lo otro?, ¿Seré capaz? ¿Qué debería hacer?
  • Social. Consiste en la imitación mental de las situaciones que ocurren en nuestra vida social con otras personas. Son diálogos internos que nos ayudan a pensar sobre interacciones que podrían ocurrir en la vida real como si hablaríamos con otra persona real: ¿Qué pensará de mi? ¿Le sentará bien que le diga…?

Beneficios de utilizar la voz interior

El habla interna tiene diversos beneficios: regular el comportamiento, organizarnos, tomar decisiones, pensar el resultado que tendrá una acción, nos ayuda a comprender experiencias nuevas o extrañas, a reflexionar sobre nosotros mismos, juega un papel central en el almacenamiento y procesamiento de la información entre otras cosas.

El habla interna está implicada en diferentes procesos cognitivos, como la lectura, la escritura la solución de problemas, el cálculo y la atención. Al ser un proceso autodirigido, puede favorecer la atención pues con el habla interna organizamos nuestro pensamiento incidiendo positivamente en el rendimiento académico.

El habla interna es el puente entre el pensamiento y el lenguaje.

Debido a que el habla interna es el puente entre pensamiento y lenguaje, es fácil pensar que podría tener un papel muy importante en el control de nuestros pensamientos y acciones y en la autorregulación de las conductas. En concreto en la autorregulación del comportamiento y funciones cognitivas superiores como la atención y la motivación que estarían directamente relacionadas con el éxito académico en niños.

Desarrollo del habla interna

Para autores que han teorizado sobre el lenguaje como son Vygotsky o Luria, el diálogo interno es necesario desde temprana edad para el desarrollo del pensamiento. Este discurso interno no sería otra cosa que el diálogo con uno mismo basado en la interiorización del lenguaje oral.

Desde que somos pequeños el lenguaje pasa por diferentes etapas, y se sabe que para que se de el habla interna el lenguaje ha de interiorizarse. Al principio, el lenguaje oral ejerce una función puramente comunicativa y social. Pero, después, el lenguaje se interioriza y ayuda al proceso de pensamiento: el pensamiento se hace verbal.

Piaget, es quien descubre el habla egocéntrica en niños preescolares. El habla egocéntrica sería la predecesora del lenguaje interno pues también es comunicación “hacia uno mismo”. La diferencia es que en esta comunicación egocéntrica el niño/a no tiene interés por comunicar sino que lo hace para acompañar una tarea, principalmente un juego.

El habla egocéntrica desaparece en la edad escolar, cuando aparece el lenguaje interno, pero ambas cumplen la misma función: control y autorregulación del pensamiento.

Tras los estudios de Piaget, Vygotsky recupera las investigaciones han demostrando que el habla interna sería el producto de la evolución del lenguaje egocéntrico. Esto constituye un logro del desarrollo ya logramos que el lenguaje se haga interno y nos acompañe en la solución de nuestras dificultades.

Por último, que el habla interna forme parte del desarrollo intelectual y favorezca el aprendizaje de funciones superiores como la atención, me lleva a pensar que quizás niños/as con Déficit de atención con hiperactividad en niños podrían beneficiarse de la práctica de la voz interna como parte de su entrenamiento.

Opinión personal

Utilizar el diálogo motivacional interno es una buena idea, tan buena como ser conscientes de que tono o cualidad utilizamos para hablar con nosotros mismos. Conseguir detectar el matiz dañino en nuestros monólogos debería servirnos para detectar pensamientos limitantes y críticas hacia nosotros mismos. No siempre es fácil, pero debemos focalizar nuestra energía en aquello que nos ayuda a sentirnos bien, sin recurrir al autoengaño: elegir la información que nos ayuda a crecer, a mejorar y a encontrarnos bien.

Aprovechar el diálogo interno para apoyarnos es una buena idea. En la medida que lo hagamos, nos sentiremos mejor y necesitaremos menos los estímulos externos. Lograr ese equilibrio nos ayudará a salir adelante en estos momentos difíciles para todos. En casos de ideación suicida es de vital importancia detectar los diálogos internos nocivos para prevenir el suicidio.

Aquí una cuestión importante que se me ocurre sería detectar la frecuencia y contenido de esta voz interna. Ahora sabemos que nuestra voz interna tiene tono, por lo que es importante darnos cuenta de cómo nos hablamos y procurar no ser demasiado críticos. Debemos ser aliados con nuestra voz interior porque nos ayuda a resolver y tomar buenas decisiones.

A veces lo que leemos o vamos escribiendo y pensando, como ahora mismo, va resonando en nuestra cabeza como para asegurarnos de que lo que pensamos es correcto y tiene sentido. En este aspecto considero a mi voz interna el mejor filtro que tengo para reafirmarme y sentir cómo mis ideas se van sucediendo en orden y con sentido común ¿Os ocurre lo mismo a vosotros?

Si nos escuchamos nos daremos cuenta de la riqueza enorme de nuestro mundo interior.

Con nosotros mismos tenemos entretenimiento asegurado.

Os animo a dar vuestra opinión en comentarios.

Bibliografía

Todas las mentes no hablan con palabras. Cuando la voz interior no existe: el nuevo reto de la psicología. El confidencial. 03/07/2021.

Díez Ruiz, F., & Martínez Morán, P. C. (2021). Por qué hablar con uno mismo ayuda a salir adelante en tiempos de pandemia.

Palacio, M. G., & Arredondo, B. I. M. (2017). Relaciones entre Habla Interna, Atención y Rendimiento Académico Estudiantes Universitarios Colombianos. Universidad Cooperativa de Colombia Facultad de Psicología.

Fossa, P. (2017). La dimensión expresiva del habla interna. Psicologia USP28, 318-326.

Hernández Rojas, G. (2005). La comprensión y la composición del discurso escrito desde el paradigma histórico-cultural. Perfiles educativos27(107), 85-117.

Cuestionario «Varieties of Inner Speech Questionnarie (VISQ)».

Deja una respuesta