En este momento estás viendo Quiénes son las personas altamente sensibles

Quiénes son las personas altamente sensibles

Las personas altamente sensibles son aquellas que tienen una alta sensibilidad. La sensibilidad es un rasgo de personalidad caracterizado por la alta reactividad hacia estímulos internos y externos (RAE). El término Persona Altamente Sensible (PAS) fue acuñado por primera vez por la psicóloga Elaine Aron en 1997. Cuando pensamos en la sensibilidad nos viene a la mente personas que: se toman las cosas demasiado en serio, sufren por conflictos y guerras en el mundo, les preocupa el planeta, en definitiva podría parecer que son personas a quienes «debemos tratar con pinzas». En realidad los PAS sufren demasiado: Les conmueven las cosas profundamente. Sienten las cosas intensamente. Demasiado ruido. Demasiada prisa. Las cosas les duelen demasiado. Por eso suelen sentirse agotados al final del día y sienten la necesidad de estar solos para recuperarse.

Si logran desarrollarse y crecer en un ambiente que reconoce su sensibilidad y no les castigan por ello, serán capaces de emplear su sensibilidad en su vida. Son personas altamente creativas, intuitivas, empáticas. Les gusta el arte, son muy espirituales y filosóficas. Y en el trabajo son capaces de unir a grupos de personas para trabajar en equipo sin conflictos. Son muy trabajadores y buscan realizar sus tareas siempre buscando la mejor opción. Y con una alta sensibilidad para captar todo aquello que el resto de la población pasaría por alto.

Quiénes son las personas altamente sensibles

Las PAS son el 20% de la población. Y se da por igual en hombres y en mujeres. Si puedes identificarte con algunas de estas características lo más probable es que seas una PAS,

  • Sentirse influenciado por el estado de ánimo de los demás. Las PAS tienen una gran capacidad para verse influenciado por lo que sucede a su alrededor. Debemos aceptar su sufrimiento pues realmente sienten el dolor de quien lo padece.
  • Bajo umbral del dolor. Suelen percibir el dolor con más intensidad ante las mismas condiciones en las que otras personas no lo experimentaría.
  • Sensibilidad a todo tipo de sustancias. Muchas PAS experimentan el doble de reacciones a las sustancias externas que suministramos al cuerpo Ej. Necesitan la dosis mínima de algunos medicamentos. O sienten demasiada activación tomando un simple café.
  • Asustarse con facilidad. Ej. Con portazos, si alguien llama de repente, si se cae algo al suelo.
  • Sentir la necesidad de caer bien, agradar. Les importa cómo les ven los demás, son detallistas, buscan las respuestas correctas para impresionar, miedo a causar una mala impresión. También son muy detallistas y perfeccionistas.
  • No saben poner límites. Las PAS necesitan un espacio físico para sentirse cómodas. Pero por otro lado pueden permitir que lo invadan por lo anterior, miedo a generar conflictos o a caer mal.
  • Sentirse afectados por la violencia en la pantalla. Sobreestimulación ante la emocionalidad y el sufrimiento de otras personas. Sienten en su cuerpo el dolor y las injusticias. Realmente lo pasan muy mal. Además tienen una elevada empatía y sentido de la solidaridad y la justicia.
  • Sentirse abrumado por el ajetreo. Hay ciertos lugares que una PAS no compagina muy bien. Lugares con mucha gente, mucho ruido, mucho movimiento… Puede ocasionar ataques de pánico.
  • Dificultad para tomar decisiones. Al valorar tanto las opciones de cualquier acción viven en una indecisión constante. Sienten miedo ante la posibilidad de cometer errores o equivocarse con sus decisiones.
  • Afectados por los cambios. Como el clima, son muy sensibles a todo estímulo. Lo pasan mal ante cualquier cambio que pueden descontrolar e invadir su espacio y su zona de confort.
  • Se sienten incomprendidos. Desde pequeños se sienten diferente a los demás. Y nadie de su alrededor suele comprender lo que les pasa. Al contrario tratan de suprimir las emociones de sus hijos/as.
  • Creativos. Son muy sensibles para el arte en general. Por lo que muchos de ellos se dedican a profesiones que involucran la sensibilidad y la expresión de las emociones.
  • Intuitivos. Creen tener un sexto sentido. Son capaces de notar el aura que envuelve a las personas. Enseguida notan el estado emocional de otras personas.
  • Necesidad de estar en la naturaleza. Los PAS se sienten muy conectados en la naturaleza. Sienten la calma y perciben con gran sentido el entorno. Es muy frecuente que acudan al monte y al campo para recuperarse del ajetreo del día a día.

Características de las personas altamente sensibles

La teoría de Aron se respalda bajo cuatro conceptos: profundidad de procesamiento, sobreestimulación, emociones fuertes (empatía) y sensibilidad a las sutilezas. Para que una persona sea altamente sensible debe cumplir los siguientes criterios:

  • Profundidad. Buscan procesar profundamente la información. Cuando estas personas reciben información sensorial y cognitiva necesitan más tiempo para procesarla. Y para contrastarla desde todos los puntos de vista para tener una opinión bien formada. Tampoco tomarán opciones precipitadas y buscaran alternativas que no impliquen causar cualquier molestia a terceros. Además tienen una memoria que actúa de manera global. Comprenden mejor los detalles y las conexiones de los sucesos. Su memoria recoge detalles que para otras personas pasarían desapercibidos.
  • Sobreestimulación. Tienen una capacidad sensorial muy desarrollada. Procesa más información estimular y de una gran calidad. Ej. Percibe cambios en la luz, matices en los colores y variedad en los olores. Esta característica les impide estar en lugares abarrotados y ruidosos. Y necesitan más horas de sueño para que el cerebro guarde y procese toda la información seleccionada durante el día. No solo sucede ante situaciones agobiantes, sino que también aparece en situaciones familiares más distendidas.
  • Fuerte emocionalidad y empatía. No soportan la agresividad, ni las mentiras, ni las dobles intenciones. No son capaces de manipular conscientemente a otra persona, ni de herirla de manera voluntaria. Están pendientes de detalles, no se olvidan de cumpleaños o fechas importantes. Se sienten profundamente heridos cuando alguien cercano les ignora o rechaza. Cuidan las relaciones afectivas en familia y en amistades. prefieren modelos cooperativos a competitivos. No son hedonistas o materialistas, sino idealistas.
  • Sensibilidad para matices y sutilizas. Pueden disfrutar de un simple bello paisaje, un baile, una brisa relajante, de ver los rayos del sol. Se muestran especialmente sensibles a los cambios lo que les permite ser buenos captando los fallos. Son muy trabajadores y cuidan las formas y la estética de lo que hacen. Además detectan muy bien el lenguaje no verbal y las dobles intenciones. Y son suspicaces y pueden percibir conexiones especiales.

El cerebro de las personas altamente sensibles

La alta sensibilidad es un rasgo de la personalidad, una forma distinta de procesar la información. Se debe a una carga genética específica y a un circuito neurosensorial diferente. Se ha encontrado, mediante resonancia magnética funcional, que tienen más actividad en el lóbulo derecho del cerebro y la amígdala. Es la parte que procesa las emociones, la empatía y el arte. También la ínsula es un área muy implicada empatía y la captación de emociones.

Su sistema nervioso es más fino y está más desarrollado que la mayoría de la gente. Esto conlleva recibir una elevada cantidad información sensorial, más de lo que cualquiera de los no PAS recibiría. Al mismo tiempo esta cantidad de información se procesa de manera más profunda. Se medita y se estudia desde todos los puntos de vista. Realizan un procesamiento mental que demanda una mayor profundidad en el procesamiento (conciencia de las sutilezas, memoria, empatía, creatividad, creación de significado).

Muestran una mayor activación del sistema de recompensa. Ej. responden más ante estímulos positivos, como ver un hermoso paisaje. Por eso en ocasiones estas personas también pueden desarrollar adicciones. Debido a que su sistema de recompensa es más sensible y por ello sienten antes la satisfacción.

Hay una falsa idea de que las personas sensibles también son tímidas e introvertidas. Esto no es así. Y se sabe que les gusta experimentar emociones fuertes, y sentir la adrenalina. Los PAS deben reconocerse como otra forma de rasgo de personalidad. No son personas vergonzosas o tímidas. Es probable que se hayan tenido que retraer para reprimir sus emociones y poder resistir a este mundo.

Qué es la sensibilidad

La palabra sensibilidad, que hoy usamos para referirnos a la capacidad de una persona para ser afectada por el orden de los colores, sonidos, olores, sabores, formas, movimientos, espacios, etc. Nos remite al mismo significado original que la palabra griega: estética. Que proviene del latín (sensible), que es el objeto de la sensación.

El entorno y la cultura son elementos importantes para la manifestación de la sensibilidad. Generalmente la sensibilidad no es muy aceptada socialmente. Sobre todo en los hombres. Los hombres altamente sensibles pueden sentir La incomprensión por parte de su familia y de la sociedad. Y tienden a reprimir sus sentimientos y emociones para encajar.

Antes de la creación del término PAS la sensibilidad era un constructo que se relacionaba con introversión social y timidez. Pero tras la aparición de estas personas y sus características, se considera como un rasgo de personalidad diferente. La sensibilidad también está muy relacionada con la emocionalidad. Dado que las personas sensibles son más emocionales. Son personas más propensas a sentir las emociones de manera más intensa. Por eso tienen riesgo de padecer depresión, ansiedad, consumo de sustancias Consumo de sustancias: Prevención del consumo adolescente y enfermedades somáticas (en la piel, sistema gastrointestinal, dolores de cabeza etc.).

No despreciéis la sensibilidad de nadie. La sensibilidad de cada cual es su genio.

Charles Baudelaire

Niños con alta sensibilidad

A pesar de la indudable influencia multicausal, la alta sensibilidad se puede originar debido a un apego inseguro. Un ambiente familiar en el que los padres discuten o están ausentes. El niño esta desconcertado y no sabe qué esperar. Por eso ha desarrollado una alta sensibilidad para identificar las señales que indican problemas o discusiones. El niño se encuentra en un estado de constante activación y alarma.

Los PAS se pueden identificar desde bebés. Hay recién nacidos que reaccionan intensamente y lloran ante ruidos, se ponen nerviosos y reaccionan a los colores llamativos o al volumen de la música. Tienen preferencias en la temperatura de la comida, son muy sensibles a algunas prendas de ropa, a las etiquetas. Los niños altamente sensibles destacan por tener mucha imaginación y ver con detenimiento cada detalle. Pueden sentirse incomprendidos o rechazados. Pueden pasar por tímidos o temerosos, por pensar u observar las cosas durante más tiempo que el resto de niños. Por eso es fundamental comprender que tienen estas particularidades y comportarnos con la misma sensibilidad que tienen estos niños. Adaptándonos a ellos les permitiremos crecer con el autoestima necesaria para crecer y desarrollar todas sus potencialidades. Cuando se hacen más mayores, siguen demostrando una alta sensibilidad emocional. Lloran con facilidad cuando se sienten ofendidos, son amables, y no soportan la injusticia, irresponsabilidad o la crueldad.

Dado las múltiples diferencias individuales, cada niño/a se comportará de una forma diferente. Pueden tener un carácter extrovertido/introvertido. Puede ser trabajador o distraerse con facilidad. Puede ser un movido o más tranquilo. Por eso como siempre es imprescindible conocer a estos niños y adaptarnos a sus sensibilidades. Podemos enseñarle formas para que el niño comunique a sus padres cuando está sobreestimulado y necesita tiempo a solas para calmarse. Para eso le preguntaremos frecuentemente cómo se encuentra para evitar crisis. Los padres aprenden a ver cuando el niño se esta agobiando. Y enseñarles a manejarse en una cultura no sensible.

Vivir con alta sensibilidad

Las personas muy sensibles pueden sufrir consecuencias derivadas de la sobreestimulación y la empatía. Como depresión, ansiedad o enfermedades psicosomáticas: dolor de cabeza, sensibilidad en la piel, problemas gastrointestinales etc. Y también en las relaciones con los demás, por involucrarse demasiado en los problemas de los demás. Por lo tanto, es especialmente importante que las personas sensibles respeten la necesidad de tomar descansos para prevenir enfermedades. Pasos que debe seguir una persona con PAS:

  1. Autconocimiento. Debe tratar de conocer su sensibilidad. Observar su manera de reaccionar y concentrarse para descubrir sus sensibilidades. Es importante identificar sensaciones, emociones y sentimientos.
  2. Aceptar. Autoafirmarse en esas sensibilidades. Una vez que han descubierto que son PAS deben aceptarlo. La alta sensibilidad puede traer ventajas.
  3. Protegerse. Las PAS se cargan de información durante el día. Por eso es importante que se protejan del exceso de estimulación. Es importante para su salud que sean capaces de parar. Establecer un tiempo al día para desconectar.
  4. Meditar. Es la mejor herramienta para un PAS pueda mantener el equilibrio durante el día. Sentarse y ser consciente de tu mundo interno y externo. Les suele constar relajarse. Por eso es una tarea que deben practicar. Además los momentos de descanso les ayudan a profundizar y a integrar la información. Y a lograr soltar el estrés y no seguir enganchados en las preocupaciones. También fomentarán la aceptación y aprenderán a relacionarse mas amablemente con ellos mismos.

Conclusiones

Ser altamente sensible es ser como eres. Pero también es mucho más. No significa ser especial. No significa ser mejor. Es un rasgo que no necesita una consideración especial. Es algo que tú debes saber de ti, pero no debe ser algo que te limite.

La sensibilidad, miedo, tristeza, son emociones consideradas como femeninas. Por eso los PAS hombres pueden tener que ponerse una coraza y ocultarlas para sobrevivir. Pueden ser víctimas de bullying en el colegio. ¿Qué entiendes por Ciberacoso? Por eso los varones, sobre todo, tienden a suprimir todas las emociones excepto la rabia (única aceptada para los hombres en nuestra cultura). Esta sociedad castiga la sensibilidad por considerarla como un sigo de debilidad. No podemos permitir que se castigue a los PAS ni a nadie por mostrar su sensibilidad.

Por último los padres pueden poner en peligro a sus hijos/as si no comprenden alta sensibilidad. Debemos respetar y proteger la sensibilidad. Son una minoría en la sociedad. Pero nos permiten abrir una puerta hacia la creatividad, el arte, la música, las artes escénicas. Son parte de nuestra parte más humana que permiten que el mundo sea un lugar mejor. Gracias a las PAS porque reconocen y ponen en su lugar, las emociones que difícilmente se experimentarían de no tener la capacidad para sentir la alta sensibilidad.

Nunca pidas disculpas por ser sensible o emocional. Mostrar tus emociones es un signo de fortaleza, o de debilidad.

Ignacio Novo

Bibliografía:

  • Pardo, R. (2018). Personas altamente sensibles. Bilbao, ES: Desclée de Brouwer. Received: May, 6, 2019.
  • Campos García, D., Jiménez Quirós, R., & Salazar Méndez, L. (2019). Elaboración de una campaña de divulgación visual para concienciar sobre el rasgo de personalidad de las Personas Altamente Sensibles (PAS) en la comunidad universitaria.
  • Guarino, L. (2005). Sensibilidad emocional. Su rol moderador en la relación estrés-enfermedad. Psicología conductual, 13(2), 217-230.
  • Dorado Bermúdez de Castro, B. (2016). Influencia de una exposición de arte sobre la ansiedad percibida en personas altamente sensibles.
  • Documental: Sensibilidad al trasluz (RTVE2).
  • El Niño Altamente Sensible con Dr. Ted Zeff (YouTube).
  • De Beijl, K. Z. (2019). Niños con alta sensibilidad: Cómo entenderlos y ayudarlos a transformar sus diferencias en fortalezas. La Esfera de los Libros.

Deja una respuesta