En este momento estás viendo Reserva cognitiva: El éxito del envejecimiento

Reserva cognitiva: El éxito del envejecimiento

La reserva cognitiva son los recursos acumulados durante toda la vida. Son factores genéticos o ambientales que mitigan el efecto del declive neuronal causado por la edad. Estos mecanismos cerebrales nos dan esperanza a cerca del envejecimiento. Ya que la edad no va necesariamente unida a pérdidas o deterioro. Y conocemos factores como la historia del sujeto o el control que ejerce durante su vida, que permiten mantener una cognición eficiente.

Un buen ejemplo de un factor que promueve la reserva es: La educación. Un mayor nivel de educación parece ser un fuerte predictor de la función cognitiva en la vejez y puede proteger contra el deterioro relacionado con la edad.

La reserva cognitiva

El deterioro funcional y morfológico del cerebro no siempre es indicador de un deterioro cognitivo. Existen mecanismos que pueden mantener de manera eficiente las funciones cerebrales aún en condiciones de daño cerebral. El término de reserva cognitiva se asociada al Dr. Yaakov Stern. Y explica que los cambios que se producen por el envejecimiento podrán enfrentarse de una mejor manera si tenemos una buena reserva cognitiva. La reserva hace referencia a recursos que se han ido acumulando durante toda la vida. Son factores genéticos y ambientales. Los más estudiados son los siguientes:

  • Nivel educativo
  • Actividades cognitivamente estimulantes
  • Actividades de ocio
  • Bilingüismo
  • Relaciones sociales
  • Actividad física

Todas estas actividades están relacionadas con una mayor reserva cognitiva. Lo que se traduce en una mayor eficacia del cerebro para enfrentarse al deterioro que se produce con la edad.

Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro.

Santiago Ramón y Cajal

Hay otros mecanismos que favorecen la reserva de capacidades durante la vida: el mantenimiento y la compensación.

El mantenimiento

El mantenimiento se refiere a la reparación constante del cerebro. El cerebro sufre daños a diferentes niveles y se deben al desgaste propio de la edad. El mantenimiento, en lugar de aumentar los recursos (como en la reserva), mantiene al cerebro en un nivel óptimo. El mantenimiento ocurre durante toda la vida. Aunque al llegar a la edad adulta comienza a funcionar peor, debido a que los daños cada vez son mayores. Y cuanto más daño se produce, más difícil de reparar.

La compensación

Con la compensación se produce un reclutamiento de recursos neuronales adicionales. Se utiliza para fomentar el rendimiento cognitivo en tareas que requieren una alta demanda de recursos. Durante el envejecimiento se requiere una activación mayor de recursos para hacer una tarea. La compensación puede ser:

  • Compensación por selección: El cerebro utiliza circuitos menos eficaces porque requieren de menos esfuerzo.
  • Compensación por reorganización: Se produce en adultos mayores. Y es la compensación de daños en el cerebro utilizando el hemisferio menos dañado. Ej. Utilizan el hemisferio derecho, si el izquierdo está dañado.

Envejecimiento del cerebro

El envejecimiento normal se asocia a una reducción del peso del cerebro. Hay unas regiones cerebrales que sufren antes los daños. El deterioro del cerebro es anteroposterior. Esto significa que es la parte frontal la que empieza a sufrir y progresivamente avanza hacia las regiones posteriores. Esto es lo que sucede en un envejecimiento cerebral normal.

Pero son sobre todo los daños en la sustancia blanca (leucaraiosis) los más propios de la tercera edad. Y se ven reflejados en una disminución de la velocidad de procesamiento de la información. También es sabido el daño que producen las lesiones isquémicas (pequeños micro infartos) y la hipertensión.

Conectividad en el envejecimiento

El cerebro funciona como un sistema de redes interconectadas. Es falsa la idea de que el cerebro funciona por áreas funcionales. Son un conjunto de conexiones las que operan en el cerebro. Existen zonas cerebrales altamente conectadas y que desempeñan un gran papel. A estas grandes conexiones entre áreas se les llama: Hubs. Y fueron investigadas por el Dr. Fernando Maestú.

Durante el envejecimiento el cerebro experimenta cambios. Se produce la atrofia y cambios anatómicos que afectan a las conexiones y a la conectividad entre las redes neuronales (hubs). Con la edad las conexiones pierden eficiencia. Es la eficacia de la conectividad funcional un gran predictor de la salud cognitiva en el envejecimiento.

Favorecer el envejecimiento activo

Antiguamente se hablaba del envejecimiento como un periodo de declive en todos los sentidos. Desde esta visión nos resignaríamos a considerar las pérdidas como acontecimientos esperables con el aumento de la edad. Hoy en día sabemos que es posible preservar el funcionamiento del cerebro.

La vejez exitosa es la capacidad para desligarse de determinadas actividades o metas que ya no son alcanzables, pero manteniendo niveles elevados de actividad.

Havighurst

Para una vejez satisfactoria debemos mantenernos activos. Pese a los cambios que se vayan produciendo. Resulta imprescindible que las personas seamos agentes activos en nuestro proceso de desarrollo. Es decir, que tratamos de afrontar los desafíos del envejecimiento.

Así sería posible alcanzar nuestras metas incluso en presencia de las pérdidas progresivas. Hay varios procesos que nos ayudan durante el envejecimiento:

  • Selección: Las personas podemos tratar de ajustarnos a las demandas ambientales. Para eso seleccionamos ciertos dominios y rechazamos otros. Así conseguimos ser más efectivos. Ej. Centrarnos en nuestras redes de apoyo social más cercanas (familia, amigos íntimos). Este sistema preserva nuestro bienestar psicológico.
  • Optimización: Las personas actuamos para conseguir el mejor funcionamiento vital posible. Optimizar nuestros recursos es: Ej. Hacer ejercicio moderado o mantenerse intelectualmente activo.

El desarrollo intencional y el control durante el ciclo vital

El desarrollo intencional hace referencia al proceso de crecimiento personal. Y el control es la motivación por ejercer control sobre el entorno. Son procesos que una persona realiza de manera intencional. Mediante acciones para influir sobre su: identidad, autoconcepto y personalidad.

En la tercera edad las personas nos enfrentamos con varias dificultades que nos impiden conseguir nuestras metas y objetivos. En este momento entran en juego dos tareas imprescindibles para enfrentarse a los cambios:

  • Asimilación: Que son todas estas tareas dirigidas a cambiar el entorno para adaptarse a los cambios.
  • Acomodación: Son ajustes individuales sobre nuestras jerarquías de valores, metas, pensamientos, etc. Que se producen ante los obstáculos de la vida.

Con el envejecimiento los procesos acomodativos van tomando más importancia. Y se hace más complicado rendir con la misma efectividad. De esta manera tratamos de desconectar de metas que nos bloquean y ajustar nuestras aspiraciones personales. ¿Cómo lo hacemos? Valorando positivamente nuestro estado actual (no estoy tan mal) o disminuyendo el atractivo de la meta (no es tan importante).

Gerotrascendencia

Este concepto fue elaborado por Tornstam y enfatiza las capacidades humanas que se centran en valores alternativos como: el descanso, la relajación, la calma, la satisfacción, la creatividad, o la sabiduría.

A medida que envejecemos nuestra conciencia va cambiando de forma natural y se va haciendo más trascendental. Se produce una desconexión con el mundo. Y se entra en una fase de sabiduría. Se caracteriza por:

  • Experiencia de trascendencia.
  • Conexión con el universo.
  • Nueva forma de percibir el tiempo , el espacio, la vida y la muerte.
  • Descenso del miedo a la muerte, del egocentrismo y del interés en lo material.
  • Incremento en la conexión con las generaciones pasadas y futuras.
  • Mayor conexión con nuestro mundo psicológico interior.

Envejecer es como escalar una gran montaña: Mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre y la mirada más amplia y serena.

Ingmar Bergman

Deja una respuesta